domingo, 20 de mayo de 2018

BIOGRAFÍAS DEL PENSAMIENTO NACIONAL



SALVADOR FERLA, RAÚL SCALABRINI ORTIZ, JUAN JOSÉ HERNÁNDEZ ARREGUI, ARTURO JAURETCHE Y JOSÉ MARÍA ROSA [1]
Aritz Recalde e Iciar Recalde
Mayo 2018


SALVADOR FERLA  (Sicilia, Italia, 1925 - Buenos Aires, 1986)
RAÚL ÁNGEL TORIBIO SCALABRINI ORTIZ (Corrientes, 1898- Buenos Aires, 1959)

JUAN JOSÉ HERNÁNDEZ ARREGUI (Pergamino -Provincia de Buenos Aires-, 1912- Mar del Plata -Provincia de Buenos Aires-, 1974)
ARTURO MARTÍN JAURETCHE (Lincoln -Provincia de Buenos Aires-, 1901- Buenos Aires, 1974)
JOSÉ MARÍA ROSA (Buenos Aires, 1906 - Buenos Aires, 1991)



[1] Las presentes biografías integran el Proyecto de Investigación de la UNLa, Convocatoria Amílcar Herrera 2015, “Aportes teóricos del Pensamiento Nacional a los debates acerca de la universidad, los medios de comunicación y la integración regional.”

domingo, 13 de mayo de 2018

Ramón Doll y la crítica de medios en la Argentina


Cuaderno de Trabajo N° 20 del Centro de Estudios Juan José Hernández Arregui (CEHA)
Artz Recalde [1]

El abogado, crítico literario y periodista Ramón Doll (1896-1970), es el primer pensador argentino que publicó una interpretación del funcionamiento de las grandes empresas de noticias desde una óptica nacional. Su principal aporte es la revisión crítica de la relación entre el periodismo y los poderes políticos y económicos, en nuestro país en los siglos XIX y XX.

Las 5 claves del pensamiento de Doll

1- En el siglo XX la estructura de pequeños diarios de baja tirada, fue remplazada por grandes grupos comerciales ligados a las Potencias Extranjeras.
2- El periodismo funcionaba con una lógica eminentemente comercial. La categoría “libertad de prensa” no explica el funcionamiento de los diarios, sino la de “libertad de empresa”.
3- Los principales grupos periodísticos del país de los siglos XIX y principios del XX, tenían una línea editorial favorable al Imperio Británico y a la oligarquía terrateniente.
4- Los grandes diarios poseían una importante cuota de poder político, que era utilizado para desprestigiar dirigentes o para movilizar estados de ánimo de la población con fines nunca confesados.  
5- El Estado debe regular la actividad, con la finalidad de garantizar los derechos individuales, impedir la extranjerización de los medios, sancionar derechos laborales de los trabajadores de prensa y con el objetivo de que su utilización no produzca desordenes sociales.


DESCARGÁ EL TEXTO COMPLETO PULSANDO ACÁ

[1]El texto integra el Proyecto de Investigación de la UNLa, Convocatoria Amílcar Herrera 2015, “Aportes teóricos del Pensamiento Nacional a los debates acerca de la universidad, los medios de comunicación y la integración regional”.

jueves, 3 de mayo de 2018

La Reforma Universitaria del año 1918 en 10 claves


 Aritz Recalde, mayo 2018

1- La Reforma Universitaria fue la expresión de una lucha nacional más amplia, tendiente a la democratización política y electoral del país. El reclamo de las Casas de Altos Estudios formó parte de la tendencia política que promovió la Ley Sáez Peña (1912) y el voto femenino de la Provincia de San Juan (1927).
2- La iniciativa retomó la agenda social del Gobierno Nacional, cuyas expresiones más avanzadas se formularon en las gobernaciones de Mendoza (Lencinas) y de San Juan (Cantoni). En el año 1918 muchos sindicatos no eran reconocidos legalmente. El límite que encontró el reclamo de cambio de sistema se evidenció en los conflictos de los Talleres Vassena (1919) y en la Patagonia (1921). El Gobierno Nacional y los paramilitares reprimieron a los trabajadores y bloquearon sus demandas y los obreros no obtuvieron un gesto de solidaridad por parte de las universidades.
3- En el plano internacional, la Reforma estuvo influenciada por la Guerra Mundial y por la Revolución Rusa. La crisis política y civilizacional europea propició la construcción de una nueva cultura iberoamericana de vocación universal. La Revolución bolchevique favoreció la conformación de una agenda de reforma social y de crítica al liberalismo.  A su vez, en el plano regional, la Reforma se relacionó a la Revolución Mexicana y con el movimiento de renovación político, social y cultural uruguayo, encarnado en Batlle y Ordóñez.
4- Originariamente, la Reforma universitaria se construyó con los aportes intelectuales y políticos de dirigentes y de pensadores sudamericanos. La experiencia se irradió por todo el continente y su impronta se extendió centralmente en Uruguay, Perú y México.
5- Hubo varias iniciativas de Reforma universitaria en un mismo proceso. La iniciativa fue disímil en las tres universidades nacionales de la época (La Plata, Buenos Aires y Córdoba). Sus principales miembros eran de distintos partidos (UCR, socialistas, conservadores e independientes) por lo que fue heterogénea la ideología de origen de los reformistas. En Iberoamérica, la Reforma tuvo distintas derivaciones y ofició como un ideario importante del socialismo cubano (Mella) o del nacionalismo popular peruano (APRA).
6- La Reforma articuló, al menos, a tres generaciones. La primera, fue la antecesora y la forjadora de los marcos culturales de la época (Martí, Darío o Rodó). La segunda generación integró a distintos pensadores que oficiaron como los “maestros de la juventud” y que orientaron doctrinariamente al Movimiento (Ingenieros, Korn, Ugarte, Palacios, Vasconcelos o Taborda). La tercera, la generación joven, fue centralmente estudiantil, protagonizó la jornada y la continuó en el tiempo (Roca, Ripa Alberdi, Del Mazo o González).
7- La Reforma constituyó un ideario centrado en cinco pilares que son la autonomía, el compromiso social, el antiimperialismo, la centralidad política de la juventud y la vocación sudamericana de las universidades.
8- El año 1918 fue un importante catalizador de nuevas agrupaciones y federaciones de estudiantes como es el caso de la FUA. Los jóvenes exigieron un lugar central en el debate político argentino, regional y  mundial.  
9- La Reforma impulsó un programa de cambio político y cultural y no un meramente un sistema de gestión universitaria. En sus orígenes, buscó la autonomía y no el gobierno tripartito, que fue alcanzado recién en el año 1956 (docentes, alumnos y graduados) y resignificado en 1974 (docentes, alumnos y no docentes). La historia de la universidad muestra que los claustros docentes y graduados ingresaron al cogobierno con el apoyo de las elites económicas y políticas. Los alumnos y los nodocentes consiguieron su derecho a intervenir en el cogobierno, en base a la organización propia y a la disputa política.
10- El proceso reformista se modificó a lo largo del tiempo. El peronismo impulsó la Segunda Reforma y mantuvo los cinco elementos de su ideario, pero actualizándolos a la dinámica de la democracia social de masas. Con este fin, creó en el año 1948 la Universidad Obrera Nacional (UON), declaró la gratuidad universitaria en 1949 y sancionó los derechos laborales de sus miembros. La UON integró a representantes del trabajo (CGT) y de la producción, y tendió a regionalizar las funciones docentes y de investigación. En 1974 los nodocentes articularon la representación de su claustro con la organización sindical, aplicando un concepto de la democracia social propio del justicialismo de los años cincuenta.

sábado, 14 de abril de 2018

Por la Unidad del Partido Justicialista y contra la judicialización de la política


En el año 1946 el General Juan Domingo Perón fundó el Partido Único de la Revolución Nacional, antecedente que un tiempo después derivó en la creación del Partido Peronista. Nuestro Movimiento político nació articulando diversas identidades y trayectorias y se conformó con dirigentes radicales, independientes, socialistas, conservadores populares y de cientos de miles de argentinos y de argentinas. El Partido se conformó con las ramas política, sindical, femenina y juvenil y consolidó un entramado de Unidades Básicas a lo largo y a lo ancho de la patria. En el año 1949 surgió, además, el Partido Peronista Femenino. Nuestra consigna fundacional fue la unidad en la diversidad, elevando bien alto la vocación de enaltecer la política, de darle derechos a los postergados y de construir una Argentina grande, orgullosa de sí misma y ejemplo civilizatorio mundial.
Juan Perón propugnó la hermandad y la unidad de todos los argentinos. Lamentablemente, la intolerancia y los intereses de elites y de facciones de adentro y de afuera de la Argentina, se opusieron a esta obra de libertad y de desarrollo. El golpe militar de 1955 prohibió al Partido Peronista y le impidió al pueblo la elección libre de sus representantes. Pese a los fusilamientos, secuestros y atentados, el peronismo resistió a las diversas dictaduras militares y a los cómplices civiles que intentaron silenciar al pueblo y callar a la democracia.
Debido a la proscripción, el Partido Peronista se denominó Partido Justicialista, designación vigente hasta la fecha. Luego de 18 años de resistencia al régimen fraudulento, regresó la democracia sin proscripciones a la Argentina en 1973 y de su mano el peronismo triunfó de manera contundente. La dictadura de 1976 profundizó la intolerancia iniciada en 1955 e inició una etapa funesta de la historia en la cual se prohibió, nuevamente, a nuestro Partido y a nuestro Movimiento.   
A la vuelta de la democracia en 1983 y ya sin Juan Domingo Perón, el Justicialismo inició una difícil reconstrucción. Rediscutimos la doctrina, la forma de organización y de liderazgo de cara a asumir los nuevos desafíos propios de la época. El Justicialismo tuvo aciertos y también errores, protagonizó encuentros, desencuentros, divisiones y debates. Sin eximir a nadie de responsabilidades, creemos que es natural que existan visiones disimiles sobre aspectos de la realidad, en el Movimiento político más importante y masivo del país y de Sudamérica.
Actualmente, poderes externos al Justicialismo están incentivando internas y fracturas políticas para debilitar a la mayor fuerza de oposición al gobierno neoliberal de CAMBIEMOS. Tienen la pretensión de obstaculizar el actual proceso de unidad, que le va a permitir a la sociedad argentina edificar un Proyecto Nacional de soberanía política, independencia económica y justicia social. La intervención del PJ iniciada por la Jueza Federal María Servini, es violatoria del mandato de los afiliados y de los organismos de decisión del Partido. Como en otras épocas, una inmensa parte de nuestro pueblo se queda sin su legítima representación. Es por eso que:
- repudiamos la Intervención Judicial del PJ y afirmamos que no debe judicializarse la política.
- reconocemos la legitimidad y la legalidad de las autoridades del Partido Justicialista elegidas en el año 2016 y la de su Presidente, José Luis Gioja.
- convocamos a los diversos sectores del Justicialismo a discutir la reorganización del Partido, sin prejuicios y abiertamente, pero siempre respetando los organismos interno del PJ y la soberanía que emana de sus afiliados.  

Tal como estableció el General Perón: “No queremos que la historia pueda algún día enrostrarnos que no fuimos lo suficientemente generosos. No queremos que en la historia, que leerán nuestros hijos o nuestros nietos, pueda quedar en blanco el espacio que un argentino patriota puede ofrecer siempre, en la historia de los Pueblos, a otro argentino patriota”.

Centro de Estudios Hernández Arregui (CEHA)
11 de abril de 2018

sábado, 7 de abril de 2018

El Centenario de la Reforma Universitaria del año 1918 y la integración sudamericana


Aritz Recalde, marzo 2018 [1]


Introducción
La Reforma Universitaria del año 1918 es uno de los procesos políticos y culturales argentinos con mayor ascendencia en los ámbitos partidarios e intelectuales de Sudamérica.
Las jornadas influyeron en cuatro grandes temas. Primero: la Reforma fortaleció las nociones de autonomía y de cogobierno universitario. Segundo: se impulsó un cambio de los planteles docentes, de la metodología y de la orientación de la enseñanza. Tercero: la iniciativa politizó la a juventud y fue un catalizador para la constitución de agrupamientos y de federaciones estudiantiles en varios países de Sudamérica. Cuarto: la Reforma derivó en una corriente cultural y política de sentido americanista, antiimperialista y de orientación social. 
Muchos de estos objetivos iniciales fueron cambiando en el tiempo y difícilmente se pueda concluir una definición única y acabada de los alcances concretos de las jornadas. La pluralidad de actores, de partidos o de ideologías que confluyeron en 1918 y las diferencias de realidades entre las universidades nacionales (Córdoba, La Plata y Buenos Aires) hacen dificultoso el intento de sistematización de los fines y de la orientación histórica que adquirió la Reforma. El proceso político tuvo distintas derivaciones y apropiaciones en cada lugar y en cada contexto político y es por ello que sería más adecuado hablar de varias Reformas Universitarias.
En el presente artículo se elaboran algunas claves analíticas para su comprensión, centrando el estudio en los impactos iniciales que tuvo la Reforma en los ámbitos académicos, políticos y culturales de Sudamérica.
Se analiza centralmente la perspectiva americanista del proceso y se describen de manera sucinta los ámbitos de articulación universitaria actuales de los bloques MERCORUR, UNASUR y CELAC.    


Índice
Introducción
1- Contexto de surgimiento de la Reforma Universitaria de 1918.
Contexto argentino de aparición: la Reforma y la Ley Sáenz Peña
Contexto mundial y regional de la Reforma
2- La Reforma y su ideario.
La agenda de la autonomía y el cogobierno
La Reforma Universitaria y la cuestión social
Deodoro Roca: la Reforma Universitaria y la crítica al imperialismo
La Reforma Universitaria y la politización y organización de la juventud
La Reforma y la causa de la unidad de Sudamérica
3- La Reforma y su impacto político y cultural en Sudamérica.
a-      Un movimiento que recupera el legado cultural y político continental
b-      La Reforma y su apropiación en Sudamérica
José Vasconcelos: la Reforma Universitaria y unidad hispanoamericana
José Carlos Mariátegui: la Reforma y el cambio social
Raúl Haya de la Torre: la Reforma, la cuestión social y la doctrina de la unidad indoamericana
4- Una revisión crítica de la Reforma.
¿La Reforma fue abandonada?
¿Debemos actualizar la Reforma?

Anexo 1 - Resumen de las principales figuras de la Reforma de 1918
Anexo 2 - Ámbitos de articulación de la Educación Superior
Bibliografía





[1] El texto forma parte del Proyecto de Investigación de la UNAJ “De la Hora americana a la CELAC: aportes de la educación universitaria a la integración regional”. Programa Interinstitucional de Investigación entre la UNAJ, la UNDAV y la UNPAZ “A cien años de la Reforma del 18. Las Universidades del Bicentenario piensan el Centenario”.

martes, 27 de marzo de 2018

Del Frente Electoral a la Unidad Nacional para la reconstrucción

Aritz Recalde, marzo de 2018

Para REVISTA ZOOM


A los trabajadores y empresarios nacionales el año 2019 los encontrará unidos o dominados. La unidad es un recurso indispensable para ganar las elecciones y frenar la política  del descarte social y de destrucción productiva de CAMBIEMOS. Además y tema fundamental, la Unidad Nacional será necesaria para la reconstrucción de la economía y del Estado que están siendo demolidos. En el año 2019 el nuevo gobierno recibirá un contexto internacional no muy auspicioso para el país y deberá afrontar una “pesada herencia” resultante de las actuales políticas que benefician a los CEOS en desmedro del trabajo y de la producción argentina.

CONTEXTO GEOPOLÍTICO. Contexto sudamericano. En el año 2018 hay elecciones presidenciales en Venezuela y en Brasil. Éste último país es el principal aliado comercial de la Argentina y su Presidente Michel Temer viene aplicando un programa de ajuste cuyo resultado es la recesión económica, la inestabilidad política y un agravamiento de las condiciones sociales del pueblo. En caso de triunfar una fuerza neoliberal en Brasil, se profundizaría su estancamiento económico y eso pone en serias dificultades al proceso de desarrollo argentino.
Los organismos de integración política regional creados en las últimas décadas como la UNASUR y la CELAC están en crisis. Los gobiernos de Brasil, de Paraguay y de Argentina están destruyendo el MERCOSUR con la política de hostigamiento a Venezuela y a Bolivia.
Como resultado de estos procesos, puede ocurrir que en el año 2019 el Gobierno Nacional asuma la Presidencia de nuestro país en un contexto regional adverso, en el cual los CEOS y las potencias extranjeras tengan considerable capacidad de decisión.
Contexto internacional. El mundo está atravesando una férrea disputa comercial, política y militar. La nueva guerra fría abierta entre los poderes de EUA, Inglaterra, China, Rusia o la Comunidad Económica Europea, tensionan las relaciones internacionales. La lucha de los CEOS y de los Imperios por el control geopolítico de Sudamérica, está derivando en una dinámica de golpes de Estado de baja intensidad y ello supone un serio riesgo para la gobernabilidad.
CAMBIEMOS apostó a reforzar un vínculo con los EUA cuando los norteamericanos aplican aranceles y nos imponen sus programas de protección económica y dificultan la colocación de nuestro biocombustible, del acero o de los limones, aumentando el déficit comercial. La reciente suba de tasas de intereses que hizo la Reserva Federal, acrecentó la deuda externa en dólares de nuestro país. El Gobierno que asuma en el año 2019 deberá afrontar los onerosos costos resultantes de los desaciertos de la actual política exterior.

CONTEXTO ECONÓMICO. El capitalismo internacional no superó totalmente la crisis económica mundial del año 2008, que ocasionó una caída del 20 % del comercio y del 13% de la producción.  Según un informe de la OCDE en las próximas décadas el crecimiento anual de la economía mundial será escaso (cercano al 2,5 %).
Los precios de los productos de exportación argentinos siguen bajos, con el agravante que hubo sequías en 2018 y ello supone una merma en las divisas para el próximo año. El déficit comercial del país de 2017 superó los 8.400 millones de dólares y el déficit fiscal del mismo año fue de 3,9 puntos del PBI. CAMBIEMOS está impulsando el acrecimiento de las importaciones y ello aumentará aún más el pasivo comercial y de divisas. No se sabe ciertamente si esa acción es parte de una política de regulación de precios o meramente es un negociado de los intermediarios del Puerto de Buenos Aires. Lo que es seguro, es que como resultado de estas decisiones el Estado está siendo debilitado, las empresas nacionales quiebran y se deteriora el empleo argentino.
Mauricio Macri inició el ciclo de acumulación de deuda pública más importante de la historia del país y hoy supera los 300.000 millones de dólares (más del 55% del PBI). Buena parte de estos compromisos son en dólares, se pagan en el corto plazo y están destinados a afrontar gastos corrientes. No se espera que como resultado de este proceso de endeudamiento aumente la competitividad de la producción argentina. En el año 2019 el gobierno entrante tendrá que afrontar los costos de la desafortunada renegociación con los Fondos Buitres, los onerosos préstamos en dólares y las exorbitantes tasas de las LEBACS.  
CAMBIEMOS bajó las retenciones a las exportaciones de soja o a la minería y redujo el impuesto a los bienes personales. De no mediar resistencia política, el Gobierno Nacional privatizaría el ANSES, las obras sociales del Estado y todo otro conjunto de actividades públicas con la finalidad de transferir el ahorro argentino a los CEOS extranjeros. Quien asuma en 2019 va a tener que pagar el actual defalco a la economía nacional y va a encontrar un Estado que tiene más deudas y menos capacidad recaudatoria.

CONTEXTO ECOLÓGICO Y TECNOLÓGICO. El mundo está entrando en un ciclo de agotamiento de las fuentes tradicionales de energía y vamos directo a una transición histórica en la cual se acrecentarán las luchas comerciales y las guerras. El país forma parte de la disputa por los recursos naturales (hidrocarburos, minerales o agua) del continente sudamericano, de la Antártida y del Atlántico Sur. En un mundo al borde de la Tercera Guerra Mundial la Argentina es un país sin Fuerzas Armadas y sin política de defensa nacional.  La reciente desaparición del submarino Ara San Juan en la zona de las Malvinas, lo demostró cabalmente.
El acatamiento de CAMBIEMOS a la división internacional del trabajo profundiza nuestra condición de Estado agroexportador y reduce la capacidad del país de producir manufacturas. En paralelo, la tecnología está sustituyendo la labor del hombre en muchas actividades. En una Comunidad Organizada el avance tecnológico derivaría en mayores grados de libertad y de desarrollo. En un país neoliberal la tecnología va a concentrar el excedente financiero en los CEOS y dejará aún más trabajadores fuera del sistema.
CONTEXTO SOCIAL. En Argentina hay 4,5 millones de trabajadores informales (33 % del total) y 1,5 millones de desocupados (tasa cercana al 8 %).  Según datos del INDEC en el primer semestre del año 2017 el 28,6 % de los argentinos de los aglomerados urbanos era pobre y el 6,2 % de ese universo es indigente. Esa cifra supone que hay casi 8 millones de pobres y según el Observatorio de la Universidad Católica Argentina en realidad serían 13,5 millones.  
El “crecimiento económico del segundo semestre”, la “pobreza cero” y la “lluvia de inversiones” anunciados en la campaña electoral del 2015 no existen. El gobierno del 2019 encontrará menos PYMES, más empleo informal y menos trabajadores en la industria. Recibirá millones de familias subsidiadas viviendo en la pobreza o en la más cruda indigencia.

CONTEXTO POLÍTICO. CAMBIEMOS es la versión argentina del programa de restauración neoliberal internacional y dispone de apoyos de CEOS foráneos poderosos. El bloque nacional enfrenta un adversario que tiene poder económico, mediático y judicial en Argentina y en varios lugares del mundo. Controlan radios, televisoras, portales, redes sociales y los buscadores de internet en donde ejercen un férreo control. La dirigencia política debe concientizarse que en el año 2019 hay que tocar poderosos intereses y que se va a gobernar con el periodismo local e internacional en contra.  Frente a este panorama, el peronismo puede tomar el “atajo” y aliarse con los grupos económicos como hizo Carlos Menem en 1989 y profundizar las medidas de gobierno neoliberal. La otra alternativa es reconstruir reconstruir el Movimiento Nacional y apoyarse en las Organizaciones Libres del Pueblo.    

TRES INTERROGANTES DEL PROGRAMA POLÍTICO DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL. Si en el año 2019 el bloque nacional conforma un frente electoral y gana las elecciones sin resolver los problemas sociales y económicos del país, puede generar una frustración política en el pueblo. El resultado de esta incapacidad en el mediano plazo, será otorgarle mayor poder a los CEOS extranjeros y profundizar el ajuste. Es por eso que consideramos que además de un frente electoral, deben diagramarse un Movimiento y un Proyecto Nacional. Con esa finalidad, no pueden obviarse tres grandes interrogantes:
Primero: ¿cuál es el sujeto social del proceso político?. ¿A quién queremos representar?, ¿cómo nos vamos a organizar? y ¿con qué actores sociales vamos a gobernar?. El peronismo clásico era fundamentalmente un Movimiento de la producción nacional y del trabajo y se constituyó como una federación de Organizaciones Libres de Pueblo con eje en los sindicatos industriales. El Movimiento Nacional va a fracasar si no logra conformar un Movimiento y un Proyecto Nacional colectivo e integrador de todos los sectores (clases sociales, franjas etarias, género y ramas política y sindical). Si la estructura partidaria no incluye a los sindicatos, a las organizaciones populares y al empresariado argentino, difícilmente se puedan revertir la destrucción productiva y la hecatombe social que dejará CAMBIEMOS.
Segundo: ¿qué Proyecto Nacional vamos a impulsar?. ¿Cuál es la agenda de desarrollo federal que vamos a promover?.  La pregunta que hoy nadie parece hacerse es ¿cómo vamos a financiar el programa de reconstrucción?. El peronismo clásico nacionalizó el comercio exterior, los bancos y los recursos naturales y con eso costeó la industria y la justicia social. En 2019, ¿vamos a promover una reforma fiscal, financiera o de la propiedad de la riqueza extranjera?.
Tercero: ¿Cuál será la inserción de la Argentina en el mundo?.  El peronismo clásico postuló la multilateralidad (Tercera Posición) y el continentalismo y esas pautas guiaron la política exterior desde 2003 al 2015. ¿El país debe promover el MERCOSUR, la UNASUR y la CELAC? y ¿cuál será nuestra relación con China, Rusia, la Comunidad económica Europea o con los EUA?. 

¿SE PUEDE REEDITAR EL KIRCHNERISMO?. El gobierno de Néstor Kirchner se inició en el marco de un ciclo de alza de los precios de exportación del país, hoy inexistente.
En un contexto de crisis, Eduardo Duhalde aportó los votos de la Provincia de Buenos Aires y diagramó un frente de gobernadores. Actualmente, el peronismo pierde elecciones en el bastión electoral del país y está debilitado en diversas e infructuosas internas. CAMBIEMOS obtuvo los recursos del Fondo de Reparación Histórica de Buenos Aires y piensa fortalecer sus votos en la Provincia.   
Eduardo Duhalde le dejó a Kirchner las retenciones a la soja en dos dígitos, luego de que Carlos Menem las eliminó en los años noventa. Mauricio Macri las está reduciendo y en el año 2019 serán la mitad que en 2007 llegando al 18% (decretos 133/2015 y 1343/2016 y modificatorias).
En el año 2002 el entonces Presidente se reunió con Fernando Enrique Cardozo fortaleciendo el vínculo con Brasil y Néstor Kirchner lo profundizó con Lula Da Silva dando vitalidad al MERCOSUR. En el 2003 Hugo Chávez era un pilar fundamental de la unidad regional. Hoy CAMBIEMOS, Michel Temer y la Embajada de los Estados Unidos están destruyendo el MERCOSUR.
En el año 2019 no habrá margen para mantener la alta rentabilidad de los grupos económicos y distribuir la riqueza como en el ciclo histórico de 2003 a 2011. Esta realidad se evidenció desde el año 2012 en el que el país empezó a tener déficit fiscal y en especial desde el 2015 cuando le sumamos el déficit comercial. El próximo gobierno estará obligado a modificar la estructura económica concentrada, extranjera y oligopólica de la Argentina. En su defecto, el peronismo del futuro será un mero administrador y perpetuador en el tiempo de la actual crisis económica y social.

En la dura y compleja etapa histórica que se avecina, el país requiere el compromiso de una dirigencia política con vocación nacional y patriótica. Actualmente y por el contrario, un sector importante de los dirigentes se comporta como una clase política que le vende sus servicios al poder de turno.    

miércoles, 21 de febrero de 2018

Alberto Baldrich, ideario de un nacionalista


Aritz Recalde, febrero de 2018
“Originada la economía en una cosmovisión interesada y utilitaria, enfoca al mundo, a la comunidad política y al prójimo como campo de explotación. La política en cambio, surge de una primaria apetencia de mando, que se subordina a un ideal humano justificado por la justicia, para organizar la sociedad y llevarla al despliegue y desarrollo integral en pleno de lo que, como destino, siente arder en su ser”. Alberto Baldrich

VIDA DE ALBERTO BALDRICH
“Sólo mantendremos de pie a la patria si miramos cara a cara sus virtudes y defectos”. Alberto Baldrich

Alberto Baldrich (1898-1982) es hijo del General de Brigada Alonso Baldrich[1]. Se incorporó al Ejército en carácter de Subteniente de Reserva en el Regimiento 11 de Infantería, continuando así con la tradición familiar (Baldrich 1944: 13). 
Alcanzó el título de abogado de la Universidad de Buenos Aires y ejerció la profesión ocupando el cargo de Juez en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo civil de la Capital Federal.
Desempeñó una importante tarea docente desde la década del treinta en la Facultad de Ciencias Económicas, Comerciales y Políticas de Rosario. Fue profesor de las universidades Nacionales de Buenos Aires y del Litoral, convirtiéndose en un referente intelectual de las ciencias sociales de su época. Se desempeñó como catedrático en la Universidad Católica, en diversas instituciones militares y en la Universidad Provincial de Mar de Plata, donde además fue nombrado profesor emérito (ver Anexo).
Acompañó la Revolución del año 1943 y ocupó el cargo de Interventor Federal en la provincia de Tucumán, donde nacionalizó la empresa hidroeléctrica que estaba en manos de monopolios extranjeros.
Al tener vínculo con Juan Domingo Perón en el año 1944, Edelmiro Farrell lo designó Ministro de Justicia e Instrucción Pública de La Nación.
En el año 1947 creó el Instituto de Sociología en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y fue uno de los fundadores de la disciplina en la República Argentina. Intervino en los encuentros internacionales de sociología en Europa de Lieja (Bélgica) y Beaune (Francia).
Sus prolíferos estudios constituyen las bases de una sociología política y de la cultura. Los enfoques de Baldrich articulan diversas disciplinas como el derecho, la filosofía, la historia, las relaciones internacionales y la sociología clásica.
Sus investigaciones fueron publicadas en formato de libros y en revistas académicas y militares. 
Como parte de su militancia cultural, intervino en conferencias y charlas a organizaciones libres del pueblo. En los años sesenta mantuvo correspondencia con Juan Perón, quién le escribió el 25 de junio de 1966 estas elogiosas palabras: “le felicito y agradezco en nombre de todo el Movimiento su admirable obra en provecho de una elevación intelectual y doctrinaria del Peronismo. Su incansable acción y el talento con que la realiza son circunstancias que rara vez se unen. Por eso tengo fe en el triunfo de sus empeños y fatigas”.
En el tercer gobierno Justicialista se desempeñó como Ministro[2] de Educación de la Provincia de Buenos Aires. En el año 1974 las organizaciones políticas de derecha Concertación Nacional Universitaria (CNU) y el Comando de Organización publicaron una solicitada en la que acusarona Monseñor Pironio y a Baldrich de “avalar con su silencio el accionar de bandas marxistas que a punta de pistola pretenden imponer su ideología” (El Peronista 1974: 10-11).

DESCARGÁ EL TEXTO COMPLETO EN PDF ACA

[1] Alonso Baldrich (1870-1956) tenía formación de ingeniero (UBA) y junto a Enrique Mosconi fue uno de los impulsores de Yacimientos Petroleros del Estado (YPF). Durante el segundo mandato de Yrigoyen acompañó activamente la Ley de Nacionalización y Monopolio del Petróleo. La dictadura del año 1930 lo desplazó de sus funciones y fue relegado a la Dirección de Parques Nacionales. Es uno de los forjadores del nacionalismo económico antiimperialista y tuvo influencia en las generaciones militares de Manuel Savio y Juan Perón.
[2] En el primer y tercer gobierno peronista la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires alcanzó el rango de Ministerio.

martes, 13 de febrero de 2018

Ernesto “semilla” Ramírez y la segunda Reforma Universitaria


Aritz Recalde, febrero 2018


“Nosotros hemos hecho participar a todos los compañeros en todo (…) Porque la democracia para los trabajadores es eso, es la decisión en igualdad de condiciones. No es sencillamente la mayoría o la minoría formales, sino que en la decisión de lo que se va a hacer se tenga pie de igualdad, participe el individuo. Esa es la decisión política”. Ernesto Ramírez

En el mes de septiembre del año 1973, el filósofo Juan José Hernández Arregui publicó una entrevista[1] realizada al entonces Secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de la Plata (ATULP), Ernesto “Semilla” Ramírez. A continuación vamos a recuperar algunas de las ideas del histórico dirigente de los trabajadores nodocentes.

El inicio en el sindicato
Ernesto Ramírez ingresó a trabajar al comedor de la UNLP en 1952 y cuatro años más tarde fue elegido delegado gremial. En 1959 pasó a desempeñarse como electricista en la Facultad de Bellas Artes.
En el año 1965 asumió el cargo de Secretario General de ATULP, en el marco de una huelga nodocente de dos meses. El contexto no era el más fortuito ya que las autoridades habían cesanteado a 46 trabajadores y dejado sin fondos al sindicato. En el año 1965 ATULP no tenía personería jurídica y fue intervenido por el Poder Ejecutivo. Semilla lo recuerda sosteniendo que unos “cuatro valientes, vamos a decir así o audaces, tomamos el gremio y nos pusimos a trabajar”.
Recién en 1967 el sindicato recuperó su local y en el año 1968 logró la personería gremial. El contexto era el de la dictadura de Juan Carlos Onganía y desde ATULP apoyaron a los dirigentes sindicales perseguidos y acompañaron importantes acciones de protesta como es el caso de la huelga de petroleros en la ciudad de La Plata.
En el año 1968 nació la CGT de los Argentinos y Semilla subrayó que “adherimos a sus principios, si bien la organización no se adhirió” y ATULP participó activamente de las “jornadas de mayo del 69. Allí empezamos a hacer nuestra experiencia, heroicamente, debemos decir”.
ATULP se integró a la Federación de Trabajadores de las Universidades Nacionales “Auténtica”[2]. En palabras de Ramírez “esta federación no ha realizado paros exclusivamente por reivindicaciones salariales, sino que se ha expresado sobre hechos nacionales concretamente. Hemos dados muchas pruebas de ello”. El sindicato participó de la histórica unidad de la Federación del año 1973.
Ramírez trabajó arduamente por la recuperación de la democracia y por la vuelta de las elecciones sin proscripciones, conseguida finalmente en marzo de 1973. Los nodocentes jugaron un rol protagónico en esa etapa y, consciente de su centralidad, Ramírez remarca que desde el 11 de marzo la “Revolución entra a la Universidad” y los “no docentes de ahora en más iban a participar en la vida política de la universidad, en pie de igualdad (…) volteamos a las autoridades de la dictadura”. 

En octubre de 1974 la Triple A asesinó a los miembros de ATULP Carlos Miguel y Rodolfo Achem y el sindicato fue intervenido poco tiempo después en el año 1975. En el mes de septiembre de 1977 Ernesto Ramírez fue detenido y desaparecido por la dictadura.
La Ley 14706 del año 2015 lo declaró “ciudadano Ilustre de la Provincia de Buenos Aires” considerándolo un “dirigente emblemático de la clase trabajadora bonaerense y de la resistencia popular”.

La modalidad de construcción sindical: la asamblea
“La participación de los estudiantes en la Reforma Universitaria de 1918 se hace dentro del régimen democrático burgués, y la participación de los trabajadores que venimos reclamando corresponde a la democracia del socialismo”. Ernesto Ramírez

Ramírez explicó que ATULP funcionaba en base a las decisiones de asambleas “parciales” por facultad y “generales”. En cada ámbito laboral existían además “comisiones internas”, “cuerpos de delegados” y “cuerpo de comisiones internas”. Los delegados por sector le daban representatividad al sindicato, que tenía el importante desafío de canalizar las demandas desde las más “altas jerarquías administrativas hasta los últimos compañeros del escalafón, hasta los peones del patio”.
En la asamblea se decidían todos los temas, desde un paro hasta el destino de los fondos. Ramírez remarcó que al momento de crear la obra social de ATULP hubo “participación de todos los compañeros” ya que fue hecha con “nuestro propio dinero. A nosotros no nos subvenciona nadie (…) es una actitud solidaria concreta. Esa solidaridad es el hecho vigente en todos los compañeros”.

La unidad nodocente y estudiantil
Ramírez remarcó las profundas divergencias que existieron por mucho tiempo entre los nodocentes y los alumnos. En particular mencionó críticamente que los estudiantes, graduados y profesores habían apoyado el ingreso de la policía en la Universidad en la huelga de año 1965. Los jóvenes rompe huelga limpiaban patios o aulas e incluso llevaban “cédulas de cesantía a casa de los compañeros”. Semilla destacó que si por casualidad un estudiante aparecía en una asamblea de los trabajadores “si no era silbado o echado, pegaba en el poste, porque la experiencia con los estudiantes fue nefastísima”.
Paulatinamente, el vínculo entre estudiantes y nodocentes fue mejorando y Ramírez remarcó sus incipientes lazos con la Juventud Peronista y con la Federación Universitaria de la Revolución Nacional (FURN). Los jóvenes habían abandonado todo vanguardismo postulando que “ellos apoyaban a los trabajadores por ser los trabajadores, punto y aparte; no tenían nada que objetar”.

Ciencia para la liberación
“Nosotros decimos que vamos a crear una universidad para la liberación (…) lo que no vamos a tolerar es que en nombre de la libertad de cátedra o en nombre de la autonomía universitaria venga a trabajarse en contra del país”. Ernesto Ramírez

Ramírez consideró que el contexto de recuperación democrática de 1973 abría una nueva  etapa en la que era necesaria “la desmitificación de la ciencia, acá dentro de la universidad”. Llamó a construir una “nueva universidad” que abandone “el coloniaje” y que esté al servicio “del pueblo”. Según planteó, la tarea iba a ser sumamente compleja en la UNLP por el hecho de que era la “institución más reaccionaria del país” y el “liberalismo ha hecho su bastión”.
Semilla insistió en que se debía cambiar el contenido y la orientación individualista de la enseñanza. La universidad educaba “señores profesionales que salen de ella como de una fabrica con el titulo debajo del brazo” y Ramírez convocó en su lugar a que “salgan ciudadanos que participen solidariamente con la población que ha hecho factible que sean profesionales”.


Una nueva Reforma Universitaria
“El avance de los pueblos ha hecho que no se pueda ir más que para un lado sólo, no se puede vivir contra la historia, estar con la Reforma del 18 sería ir contra la historia”. Ernesto Ramírez

Ramírez consideró que la Reforma del año 1918 no superó muchos de los límites políticos e ideológicos de su contexto. Por un lado, el “estado de dependencia” del país no fue resuelto y ello derivó en el “estado de coloniaje dentro de la Universidad”. El titular de ATULP sostuvo que la Reforma le otorgó el derecho a estudiar y a gobernar las universidades a la clase media radical. En el año 1973 el sujeto político transformador era la clase obrera y “en la universidad no puede lograr hacerse otra cosa que lo que sucede en el país; en este momento el pueblo y su columna vertebral, los trabajadores, asumen el gobierno y también lo tenemos que asumir en la Universidad”. Había llegado la hora de los trabajadores nodocentes.
Ramírez destacó que “la Reforma del 18 que le dio participación a los estudiantes en el gobierno de la Universidad se hizo dentro de la estructura liberal de gobierno (…) la participación de los estudiantes, la experiencia concreta del gobierno tripartito, que es la expresión jurídica acabada dentro de la Reforma del 18, ha servido para la corrupción de esos consejeros”. En parte, esta desviación era el producto de que, en palabras de Semilla, a los estudiantes “no los controla nadie”.
Para evitar aquella “desviación”, el Secretario General de ATULP mencionó que “los trabajadores van a participar masivamente y como la democracia sindical en este caso garantiza un control directo de las participación de todos los compañeros, acá no va a poder haber ningún tipo de corrupción”.
La nueva Universidad tenía que reorientar su política científica hacia la solución de los problemas nacionales y sociales. Para hacer efectivo este mandato, en la conducción de la institución tenían que intervenir los nodocentes, el conjunto del Estado y también la CGT. Según Ramírez las universidades debían regionalizarse y el cogobierno tenía que integrar a “los organismos populares que el pueblo organice (….) además del gobierno nacional y del gobierno provincial (…) deben participar los organismos populares que el pueblo cree”.

La ley nueva universitaria
Ramírez destacó el hecho de que en los años sesenta los trabajadores organizaron su propio escalafón y “todo el mundo supo cómo se iba a aplicar y controlaba su aplicación”. Esta experiencia expresó una importante conciencia política de los nodocentes y es en éste sentido que Semilla manifestó: “nosotros decimos que la futura ley universitaria la tenemos que hacer nosotros, después de plasmar la realidad, lo que va a ser la Universidad a través del desarrollo político, eso es lo que va a haber que poner en la ley y o hacer la ley para encajar la realidad después adentro”.
Con anterioridad a la publicación de la entrevista que estamos analizando, Ramírez ya había entregado al Rector de la UBA en el mes de agosto del año 1973, el documento “FATUN Autentica y la ley universitaria”[3]. Esta y otras iniciativas favorecieron la posterior sanción de la norma 20.654/74 que le otorgó a los nodocentes voz y voto en el gobierno de las Casas de Altos estudios.



[1] “La democracia para los trabajadores es la decisión en igualdad de condiciones”, Revista Peronismo y Socialismo, Año 1, N° 1, Septiembre de 1973.
[2] La FATUN (del Interior) y la FATUN Autentica se fusionaron el día 26 de noviembre del año 1973. La decisión fue acompañada por Ernesto Ramírez y por ATULP.
[3] Documento completo en http://sociologia-tercermundo.blogspot.com.ar/2017/11/la-federacion-argentina-del-trabajador.html